Evitar la tos

Uno de los enemigos de todos los enfermos es la tos, y esto es tan cierto que ha hecho que los remedios  caseros para la tos aparezcan por todas partes. En cada lugar desde siempre las clásicas abuelas han pasado de generación en generación sus métodos mas eficientes, eso con la llegada de Internet ha acabado con que podamos encontrar en la red un gran sinfín de métodos, algunos de los que incluso podemos dudar de su eficacia de lo extraños que son.

Como Evitar la tos

Os presentaremos aquí algunos de los métodos que aparecen en la red para que puedas elegir el que creas más oportuno e intentar dejar de lado los efectos con estos remedios caseros para la tos.

Masajes calientes

En primer lugar, se recomienda untar en el pecho remedios para la tos calientes y vegetales como el puré de patata caliente o incluso el aceite de mostaza para aliviar así la tos.

 

Por otro lado se recomienda el aceite de eucalipto para evitarlo, se puede untar en la nariz, beber un poco o se dice que incluso echar algo en la cabeza para así aliviar la tos de forma efectiva. Aun que de la misma manera que se recomienda beber este aceite, se puede beber agua caliente y será casi el mismo efecto.

Algo que parece más simple es comer uvas ya que sus sustancias y nutrientes fortalecerán nuestro tono de los pulmones y así reduciremos la tos cuando sea necesario. Otros métodos no son tan simples a la hora de comer, se puede encontrar una recomendación que dice chupar un pedazo de limón al que antes se le ha untado pimienta negra en polvo y sal, se dice que es un buen remedio también, aun que algo más raro.

 

Remedios caseros para la tos

La pimienta blanca y la miel pueden llegar también a curarnos la tos, aun que no se recomienda abusar, simplemente tocarlo tres veces al día.

También podemos respirar algunas sustancias, como es el caso del vapor de las hojas de eucalipto. Si las hervimos en agua y luego nos cubrimos con una toalla para respirar su vapor, podemos aliviar la tos e incluso la irritación de la garganta.

Otro remedio casero para la tos es el jugo de espinaca tibio, al hacer gárgaras con este debería de quitarnos la tos y aliviarnos el dolor de garganta. También se dice que el zumo de zanahoria después de cada comida nos aliviará la tos.

En definitiva, estos son algunos de los pocos que podemos encontrar en Internet, ya que se pueden llegar a contabilizar cientos sin exagerar. Seguro que muchos de estos son ciertos, pero no tenemos que fiarnos de todos.

Lo mejor es acudir a nuestro medico, y mantener los clásicos como es beber mucho agua, mantener la habitación bien humidificada y tomarlo con mucha calma.

[orbital_cluster categories=”1″ order=”DESC”]

Remedios simples para evitar la tos

 

Si has entrado en este lugar buscando los remedios caseros para la tos más fáciles y simples, has llegado al sitio adecuado.

En este lugar os vamos a explicar como conseguir de forma muy simple remedios caseros para evitar la tos, y decimos caseros como forma de hablar porque primero os recomendaremos pequeños hábitos con nuestro cuerpo o movimientos que tenemos que hacer, siempre que se puedan evitar los medicamentos o ingerir cosas es recomendable.

En primer lugar, tenemos que decir que hay dos tipos de tos, la mucosa y la seca. En la primera de todas tenemos que recomendar limpiar los conductos de toda mucosidad que haya, para ello, y aun que quede algo desagradable, tenemos que limpiar nuestra garganta con un esputo para asegurar que el resto de remedios funcionan bien, si tenemos la garganta atorada de nada servirá.

 

Cómo evitar la tos

 

En el caso de la tos seca, se debe más que nada a los pulmones y a que los conductos se encuentran sucios, para ello no tenemos que hacer nada antes de empezar con los remedios.

Podemos decir con total claridad que es muy importante ingerir agua a menudo para aliviar la tos, incluso si nos encontramos en medio de un ataque de tos repentino beber agua es la mejor solución. El agua que bebamos ha de ser del tiempo, preferiblemente no muy fría ni caliente. Al beber el agua limpiaremos la garganta de toda suciedad y puede que consigamos aliviar levemente la tos.

 

Agua para disminuir la tos

 

Como remedios casero para la tos tenemos que especificar un poco más como beber el agua. Es más recomendable beberla simulando que bebemos de un búcaro, es decir, con la boca abierta y consiguiendo que la garganta este semiabierta al dejar pasar el liquido. Así limpiamos mejor todo aun que nos pueda quedar la sensación final de garganta húmeda, evitaremos la tos de esta manera.

 

Cómo dormir para evitar toser

A la hora de dormir también hay consejos y remedios caseros contra la tos. Si nos acostamos los síntomas aumentarán, es por esto que es recomendable poner varias almohadas para que el cuerpo quede semi incorporado mientras dormimos. Además tenemos que tener en cuenta que dormir boca arriba o boca abajo nos hará aumentar la cantidad de tos, por lo que es recomendable dormir de lado, simulando la posición fetal sin llegar a extremos.

 

La respiración

También como remedio casero para evitar la tos tenemos que decir que es importante la tranquilidad y respirar adecuadamente. Si estamos resfriado nos costará respirar por la nariz, pero es recomendable coger el aire por la nariz y expulsarlo por la boca, además de hacerlo de forma tranquila, para regular el oxigeno y evitar mayor tos.

Estos son los consejos más simples que pueden existir para evitar la tos, os explicaremos otros métodos más complejos en otras entradas.

Evita la tos con soluciones caseras

Cuando se tiene una tos avanzada, de esas que no te dejan dormir y a veces ni respirar, lo que más deseamos es que ese sufrimiento acabe. Pues bien, aquí os vamos a explicar algunos remedios caseros para la tos.

Los remedios que aquí vamos a recomendar son algo simples, no queremos ser de esos que te aconseja usar materiales imposibles de conseguir o que de seguro no tendrás en casa. O incluso remedios para la tos que son tan difíciles de hacer que incluso se te quitará la tos antes de acabar de conseguirlos.

 

Un buen masaje para ayudar a respirar

Uno de los remedios que os queremos recomendar es masajear la zona del pecho con cataplasmas calientes, en diferentes lugares recomiendan cosas diferentes, desde arcilla medicinal, puré de patata o incluso mostaza. La verdadera función es conseguir untar el pecho con alguna sustancia caliente que consiga traspasarlo por los poros para que este permanezca de esta manera, a ser posible que la sustancia que nos untamos sea una que permanezca caliente y a ser posible un remedio natural, es por esto que se recomiendan alimentos como verduras calentadas, de ahí el puré de patata.

 

Evita la tos con soluciones caseras

Existe un medicamento que ha conseguido quitar de el medio todos los métodos caseros, la verdad es que su funcionalidad ha quedado mas que demostrada y es una crema llamada “Vicks Vaporub”, esta nos aliviara casi al instante con simplemente echarla sobre nuestro pecho. Es también recomendable untarlo sobre los pies, aun que parezca ilógico si lo echamos en la planta de los pies el efecto funciona igual o incluso mejor que si lo hacemos directamente sobre nuestra caja torácica.

 

Zumo de naranja con miel

Por otro lado, un remedio casero que es también muy efectivo es tomar un baso caliente de zumo de naranja con miel. Son materiales muy simples y que seguro que tenemos en casa, simplemente tenemos que exprimir una naranja y echarla unas dos cucharadas de miel, al calentarla esta quedará junto con la naranja y le dará un toque bastante bueno. Al bebernos este baso caliente aliviaremos los síntomas con este simple remedios caseros para la tos.

 

En el último de los casos, como método también muy efectivo aun que principalmente para cuando llega la hora de dormir, está de bien tener al lado de la cabecera de la cama un plato con ajo troceado. Simplemente dejamos algunas rodajas de ajo bien cortado en pequeños trozos y hará que al respirarlo se nos abra la garganta y podamos respirar mejor.

Estos son algunos de los remedios caseros para evitar la tos que recomendamos, y los que son los más efectivos de todos los que podemos encontrar en la amplia red. Puedes Probar con Remedios Caseros Para La Tos Con Cebolla Y Leche

remedios caseros para la tos con cebolla y leche

Este tipo de medicina natural es muy sencilla de realizar con componentes caseros y los remedios caseros para la tos con cebolla y leche se pueden preparar en unos minutos con ingredientes que todos tenemos en casa. Eso sí, para tener listos los que hoy te presentamos, deberás de esperar unas horas tras su elaboración, para poder utilizarlos.

 

La cebolla tiene magníficas propiedades expectorantes, antibióticas y antiinflamatorias, que favorecen el alivio de la tos y eliminan infecciones bacterianas. La leche además es un elemento rico en muy diversos nutrientes. Por eso cuando conozcas como prepararlos, estos 2 remedios caseros para la tos con cebolla y leche se convertirán en aliados imprescindibles de tu salud, en especial ante ataques de tos y resfriados.

Jarabe para la tos de cebolla, leche y miel

Ingredientes:

  • 3 Cucharadas soperas de zumo de cebolla.
  • 3 cucharadas de miel.
  • 3 Cucharadas de leche.
  • 3 Cucharadas de zumo de limón (opcional).

Elaboración:

Mezcla bien todos los ingredientes y déjalo reposar 5 horas en un tarro de cristal          cerrado. Utilizarás el jarabe líquido formado en el fondo del frasco.

Tomar una cucharada del jarabe para la tos 3 veces al día.

Jarabe para la tos con cebolla, leche y azúcar

         Ingredientes:

  • 1 Cebolla.
  • Azúcar granulado (blanco o marrón).
  • 1 Taza de leche.
  • Recipiente de vidrio con tapa, que se ajuste al tamaño de la cebolla.

 

         Elaboración:

1-Pelar y cortar la cebolla. Tienes que limpiar la cáscara.

2-Forma capas de cebolla, azúcar y leche, una encima de la otra como formando pisos. Cierra herméticamente el recipiente.

3-Deja el recipiente para que se asiente a temperatura ambiente durante 6-8 horas.

Tomar una cucharada Remedios para la tos, 3 veces al día, igual que en el jarabe anterior.

Guarda el jarabe adicional en el refrigerador hasta 48 horas y en caso necesario, deshecha la mezcla y vuelve a hacer este jarabe para la tos cada 1 o 2 días.

Estos son otros Remedios Caseros Para La Tos Con Berro que puedes preparar naturales

Remedios caseros para la tos con berro

El berro es una hierba perenne semiacuática perteneciente a la familia Brassicaceae. Los remedios caseros para la tos con berro son muy reconocidos  ya que además de sus propiedades afrodisíacas, terapéuticas y aromatizantes, el berro es un gran Remedio para la tos, un  aliado en la lucha contra la tos y enfermedades pulmonares y de la garganta.

Remedios caseros para la tos con berro.

 

Por lo general, crece en aguas tranquilas de ríos en América, Asia y Europa. Es pequeño con hojas redondas y tiene sabor  picante. Las hojas frescas y tiernas de los berros se deben cosechar antes de la floración, ya que después de la ella, se convierten en amargas y no son buenas para el consumo.

Gracias a sus componentes, los remedios caseros para la tos con berro, son  ricos en hierro, fósforo, calcio, potasio, ácido fólico, betacaroteno, vitamina C, antioxidantes y fibra, y son una gran fuente de yodo. El berro además, tiene más hierro que las espinacas y más calcio que la leche, así como cantidades moderadas de manganeso, cobre, zinc, vitaminas B1 y B2.

¿Cómo consumirlo para la salud respiratoria y los ataques de tos?

Hay varios modos muy efectivos para combatir la tos:

1-Consume aproximadamente 30 gramos de berros frescos dos o tres veces al día, en cualquier momento.

2-Hiérvelo en una olla de acero inoxidable con agua hasta que cubra la hierba y ponlo a fuego fuerte durante cinco minutos. Deja que se enfríe y bébelo tibio.

3-Haz un zumo natural de berro, dos o tres zanahorias y unos trozos de jengibre.

Cualquiera de estos remedios caseros para combatir la tos con berro, aliviará tu garganta de inmediato y mejorará tus afecciones respiratorias.

Otros beneficios del berro.

Además de combatir la tos, el berro tiene muchas propiedades terapéuticas. Úsalo habitualmente en tus comidas y contribuirá también a disminuir el riesgo de desarrollo de cáncer y otras enfermedades degenerativas o crónicas.

 

puede también probar uno de estos Remedios Caseros Para La Tos Con Bicarbonato

Remedios caseros para la tos con bicarbonato

El bicarbonato de sodio es una sustancia segura y versátil. Útil no solo para hornear, si no para otro tipo de propósito medicinales y domésticos. Así, pues los remedios caseros para la tos con bicarbonato, se han mostrado una herramienta efectiva tanto para el cuidado de la tos, de la gripe y otras afecciones de salud.

Remedios caseros para la tos con bicarbonato.

Además de curar tu tos, el bicarbonato ayuda a mantener el equilibrio del pH; es útil para  dolencias menores como quemaduras de sol y picaduras de insectos, funciona como un desodorante natural y pasta de dientes, y se puede utilizar para limpiar tu hogar.

En su folleto “Arm & Hammer Baking Soda Medical Uses”, publicado en 1924, el Dr. Volney S. Cheney relató sus éxitos clínicos con el bicarbonato tratando el resfriado, la tos y la gripe.

“En 1918 y 1919 mientras combatía la ‘gripe’ con el Servicio de Salud Pública de los EE. UU. me llamó la atención que raramente alguien que había sido completamente tratado con bicarbonato sódico contrajo la enfermedad, y quienes la contrajeron, tratándose temprano padecerían poca tos y fiebres leves.”

La administración de uno de estos remedios caseros para la tos con bicarbonato, es fácil e inofensiva.

Las dosis recomendadas Por el Doctor Cheney fueron (y siguen siendo hoy, perfectamente útiles como remedios para la tos o para la gripe) las siguientes:

Día 1 – Seis dosis de ½ cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua fría, a intervalos de  dos horas.

Día 2: Cuatro dosis de ½ cucharadita de bicarbonato en un vaso de agua fría, en los mismos intervalos.

Día 3: Dos dosis de ½ cucharadita de bicarbonato en un vaso de agua fría por la mañana y por la noche, y luego ½ cucharadita todas las mañanas hasta que desaparezca la tos y los restantes síntomas.

pruebe alguno de estos remedios caseros para la tos con banano

Remedios caseros para la tos con banano

La medicina natural sigue siendo una alternativa perfecta en muchos casos. Por eso, los remedios caseros para la tos con banano son utilizados como una de las mejores alternativas para la tos, que puede causar complicaciones adicionales en los pulmones si no se trata.  Esta fruta generalmente se cultiva en países de clima tropical como Panamá, pero está muy extendida en todo el mundo debido a su sabor único y delicioso.

Remedios caseros para la tos con banano

Los plátanos o bananos son una fruta muy dulce de de alto valor nutricional. Además, es uno de los alimentos más recomendados para suministrar energía al cuerpo y al mismo tiempo fortalecer el sistema inmunológico. Contienen una cantidad significativa de fibra, además de azúcares naturales, antioxidantes y minerales esenciales.

Su aporte de ácido fólico ayuda en la producción de glóbulos rojos y blancos, lo que supone un empujón extra para tus defensas. Son muy buenos para tu garganta, y para ayudar a reducir la irritación y a tos causada por gripe, resfriados y otros problemas respiratorios. No es de extrañar, que sean utilizados ampliamente en los remedios caseros para la tos con banano.

Receta con banano para reducir la tos y la bronquitis.

Una mezcla de plátano y miel puede ayudarte a aliviar la tos, el dolor de garganta, la bronquitis, los problemas estomacales y otros problemas de salud,  causantes de tanta incomodidad. Aquí tienes los ingredientes y  pasos para hacer una receta de plátano que te ayudará en el tratamiento de la tos. vamos a ver a continuación algunos de los remedios para la tos.

Ingredientes:

2 Cucharaditas de miel.

2 Bananos de tamaño mediano (idealmente con manchas oscuras).

400 gr. de agua hirviendo. Elaboración:

1-Pela los bananos y aplástalos con un tenedor.

2-Vierte los bananos triturados en una olla de agua hirviendo y deja reposar durante 30 minutos, luego agrega la miel.

Uso de este remedio natural para la tos:

Consume 100 ml. de la mezcla 4 veces al día.

Otra opción es probar Remedios Caseros Para La Tos Con Jengibre

Remedios Caseros Para La Tos Con Jengibre

El jengibre se ha utilizado durante cientos de años para tratar afecciones respiratorias, como gripes y resfriados comunes, que pueden provocar tos aguda. Los remedios caseros para la tos con jengibre, se puede aprovechar sus conocidas propiedades antiinflamatorias que pueden también ayudar a luchar contra alergias, y a ayudar en los tratamientos para el asma.

 

El jengibre, evita la constricción de un tipo de tejido en las vías respiratorias llamado músculo liso. Según la revista “Medicina complementaria y alternativa basada en la evidencia”, los compuestos antioxidantes muy presentes del jengibre, pueden ser útiles para aliviar los efectos inflamatorios de las infecciones virales, lo que se ha demostrado muy útil para controlar la tos.

Remedio casero para la tos con jengibre en infusión:

Ingredientes:

  • 2 Trozos de raíz de jengibre pelados.
  • 4 tazas de agua.
  • Miel al gusto.

         Preparación:

1-Pica los trozos de jengibre.

2-Vierte el contenido de las 4 tazas de agua en una cacerola y pon a hervir.

3-Agrega miel a tu gusto.

Deberás de consumir tu remedio casero para la tos con jengibre dividiendo la preparación anterior en 3 partes y tomando una cada 8 horas.

Otro de los remedios caseros para la tos es el Jarabe de cebolla, ajo y jengibre

Ingredientes:

  • 2 Trozos de raíz de jengibre pelados.
  • 2 cebollas medianas o grandes.
  • 3 cabezas de ajo.
  • 3 tazas de zumo de caña de azúcar deshidratado.

         Preparación:

1-Pica los trozos de jengibre y el ajo y corta la cebolla en rodajas.

2-Ves colocándolas en capas que cubrirás con el zumo de caña de azúcar.

3-Deja reposar 4 horas.

Toma 2-3 veces al día, según sea necesario este remedios para la tos y el dolor de garganta. Si lo guardas en un tarro de cristal bien cerrado, puedes almacenar este jarabe hasta 6 meses sin refrigerar.

También puedes proba algunos de estos Remedios Caseros Para La Tos Con Ajo Y Cebolla.

Remedios Caseros Para La Tos Con Ajo Y Cebolla

Algunas de las soluciones más sencillas para la tos, provienen de estos remedios caseros para la tos con ajo y cebolla. Ambos tienen propiedades expectorantes, antibióticas y antiinflamatorias que favorecen la expulsión de flemas y ayudan a aliviar la tos productiva.

Remedios caseros para la tos con ajo y cebolla.

Tanto la cebolla como el ajo son ricos en una sustancia conocida como alicina. Además del sabor particular, la alicina  proporciona efectos medicinales muy potentes contra la tos.

 

Hoy te proponemos 2 remedios caseros para la tos con ajo y cebolla, sencillos de preparar y muy beneficiosos para resolver de inmediato tu tos y tu resfriado.

Remedio caliente casero para la tos con ajo y cebolla:

 

Ingredientes:

  • 2 tazas de agua.
  • 2 cebollas medianas.
  • 2 cabezas de ajo natural.

Preparación:

1-Pon las dos tazas de agua en una sartén y hiérvelas a fuego medio.

2-Cuando el agua hierva, agrega las cebollas picadas y el ajo crudo en rodajas.

3-Baja el fuego y déjalo cocer durante 2 o 3 minutos.

4-Déjalo reposar a temperatura ambiente hasta que esté listo para beber. Colar y consumir 2 veces al día.

Jarabe de cebolla Otro de los remedios caseros para la tos:

Ingredientes:

  • 2 cebollas medianas.
  • 2 cabezas de ajo natural.
  • 4 Cucharadas soperas de miel.

         Preparación:

1-Corta la cebolla en anillos y trocea los ajos.

2-Coloca una rebanada de anillos de cebolla y un ajo troceado en un tazón.

3-Agrega 2 cucharadas soperas de miel.

4-Repite los pasos, colocando encima de lo anterior, otra vez los mismos ingredientes.

A las doce horas, el zumo de la cebolla y el ajo terminarán en el fondo del tazón y serán dulces gracias a la miel. Extrae el jarabe resultante y guárdalo en la nevera. Toma 1 cucharada de este remedios para la tos cuando sea necesario.