Remedios caseros para la tos seca

Algunas personas tienden a tener una tos seca muy incómoda de forma habitual, lo que les causa muchos problemas en su día a día. Es especialmente grave para los cantantes o para personas que trabajan de cara al público y tienen que hablar mucho, ya que la tos seca les impide hablar o cantar de forma normal causándoles problemas con su trabajo. Este problema suele ir asociado con los ronquidos o la afonía, por lo que el remedio que mostraremos a continuación te servirá también para disminuirlos.

limon y miel

En este artículo os mostraremos como preparar un remedio casero para la tos seca a base de raíz de jengibre, limón y miel. Se trata de una receta muy fácil de preparar y con unos resultados increíbles, así que no lo dudes y pruébalo lo antes posible.

Ingredientes:

  • Un trocito de raíz de jengibre.
  • El jugo extraído de un limón
  • Una cucharada de miel

Preparación

Pela la raíz de jengibre y a continuación rállala o pícala hasta que quede en trocitos muy finos. Mientras tanto, pon a hervir en una cacerola un vaso de agua y, cuando hierva, coloca en su interior el jengibre picado, la cucharada de miel y el jugo de limón.

Déjalo hervir durante unos 10 minutos y seguidamente cuélalo y guárdalo en un recipiente. Tendrás que tomar este remedio casero para la tos tres veces al día durante todo el tiempo que dure la tos seca. No debes preocuparte, ya que al tratarse de un remedio tan natural no tendrá ningún tipo de efecto secundario sobre tu organismo si por error tomaras una dosis mayor, por lo que más vale que te sobre antes de que te falte.

jegibre para la tos

Estos remedios caseros para la tos son muy efectivos, ya que la raíz de jengibre tiene propiedades calmantes que suavizarán la garganta, mientras que la miel servirá para suavizar las cuerdas vocales y el limón ayudará a eliminar todas las impurezas que puedas tener en la garganta.

Verás como con este remedio casero para la tos seca ésta desaparecerá en una semana como mucho. Si eres de las personas que sufre este problema de forma crónica, esta infusión también te puede servir para reducirla, puedes tomarlo cada día ya que como hemos dicho no debes tener miedo de consumir una dosis superior a la recomendada. Si no te gusta su sabor, puedes suavizarlo con una cucharada de azúcar o de sacarina, sus propiedades curativas no se verán afectadas en absoluto y tú podrás disfrutar de una deliciosa infusión al mismo tiempo que mejoras tu tos.

luis

Deja tu comentario