Jarabe casero para la tos a base de miel y cebolla

Con estos cambios de tiempo que estamos teniendo en los últimos días, es de lo más normal terminar con mucosidad y tos si no se coge un buen resfriado. Si, como yo, eres de los que prefiere los remedios caseros para la tos, puedes preparar un jarabe casero y natural que te irá muy bien. Los ingredientes que necesitarás son sólo cebolla y miel.

mielycebolla

Preparación del Jarabe

Pelar y cortar una cebolla en daditos y ponerlo en un cuenco o plato hondo. Poner un par de cucharadas de miel por encima, que cubra la cebolla totalmente (hay gente que sustituye la miel por azúcar moreno pero a mí me gusta más la miel y sus propiedades, para gustos colores). Dejar reposar un par de horas o hasta que veas que el preparado se ha aguado. Colar y tomar una cucharadita de este jarabe cuando sea necesario, verás cómo se calma la tos desde el primer momento.

Podéis dar a los niños siempre que ya hayan probado la miel (que tengan como mínimo un año de edad) y sabed que no hay ninguna alergia.

La cebolla tiene un efecto antiinflamatorio y desinfectante de las mucosas facilitando la reparación cuando se tienen muchos mocos y tos. La miel suaviza la garganta y es un bactericida natural. Por este motivo, estos remedios caseros para la tos son tan efectivos, ya que combinan las propiedades de estos dos ingredientes.

mielconcebolla

Alternativas

Otro remedio muy sencillo y eficaz para la tos es colocar una cebolla cortada en trozos o simplemente partida por la mitad al lado de la cama durante la noche

La infusión de tomillo (que es un desinfectante natural buenísimo), por otra parte, nos puede ayudar a deshacer la mucosidad y desinfecta la garganta, mejorando la respiración y calmando la tos.

Con estos remedios caseros para la tos notarás que respiras mucho mejor y no tienes problemas con la tos, sin la necesidad de comprar caros jarabes en la farmacia que no sabes de qué están hechos y que muchas veces no te harán ningún efecto. Con el jarabe que en este artículo te enseñamos a preparar, en cambio, notarás la mejora desde la primera cucharada y sabes sin ninguna duda cuáles son los ingredientes utilizados, puesto que lo habrás hecho tú mismo.

luis

Deja tu comentario